facebook
Menu

Año 3 #26 Diciembre 2016

Darius Milhaud, un olvidado

A lo largo de la historia de la música hubo creadores que se caracterizaron por el sentido del humor musical. Uno de ellos es, sin duda, Darius Milhaud, un compositor de aspecto afable y bonachón que compuso muchísimas obras, a veces con estilos muy diferentes.

La Création du Monde

 

 

Saudades do Brasil, Marcelo Bratke, piano

 

Le Bœuf sur le Toit, Orchestre de Paris dirigida por Alondra de la Parra

  • Darius Milhaud
    Milhaud, Darius

    Darius Milhaud (Marsella, Francia, 1892-Ginebra, 1974) fue un compositor francés cuya obra se caracteriza por el empleo de la politonalidad (varias tonalidades simultáneas), así como de patrones rítmicos derivados del jazz. Perteneció al Grupo de los Seis francés.

    Nacido en Marsella en el seno de una familia hebrea de Aix-en-Provence, comenzó a los siete años a estudiar violín con Leo Bruguier, que lo incorporó a su cuarteto de cuerda. Ingresó en el Conservatorio de París en 1909; fue alumno de Berthelier (violín), Leroux (armonía), André Gedalge (contrapunto), Paul Dukas y Vincent d'Indy (dirección de orquesta) y Charles-Marie Widor (fuga).

    En 1910 escribió una ópera cómica basada en un libreto de Francis Jammes titulada Brebis égarée (oveja descarriada). Más adelante se vio atraído por la música de cámara. Su 1ª Sonata para violín y piano data de 1911 y su primer Cuarteto de cuerda fue escrito en 1912. Conoció al poeta Paul Claudel, del que musicó alguno de sus poemas. Entre sus amigos estuvieron Georges Auric y el gran Arthur Honegger, compañeros en el Grupo de los Seis.

    En 1916 viaja a Brasil como secretario de Paul Claudel, entonces embajador. En este viaje Milhaud escribe las Saudades do Brasil, la suite para saxofón, Scaramouche, con su destacado tercer movimiento Brasileira, Le Bœuf sur le toit y el poema coreográfico L’Homme et son desir. En 1918 regresa a Francia y entabla amistad con Erik Satie y con los músicos del Grupo de los Seis.

    Durante los siguientes años la actividad creadora de Milhaud es incesante: cantatas, conciertos, canciones, obras corales se suceden en rápida cadencia. Se casó con su prima Madeleine, que a partir de 1937 sería su colaboradora en varias obras. Hizo numerosos viajes y ofreció conciertos en todos los países de Europa.

    En 1940 se trasladó a Estados Unidos al recibir el encargo de una sinfonía para la orquesta de Chicago. Allí permaneció hasta 1947.

    En 1965 su catálogo estaba integrado por 409 obras, pequeñas y grandes, escritas para todos los géneros musicales. De entre todas éstas destacan los ballets Le bœuf sur le toit (1920) y La Création du Monde (estrenado por los Ballets Suecos en 1923) y la pieza orquestal Suite provençale (1937).

Más en este número « Noxa El barbero »