facebook
Menu

Año 2 #20 Junio 2016

Un cantor popular

Un artista puede ser popular de muchas maneras. Puede serlo porque posee el reconocimiento de una muchedumbre, o porque lo que hace sirve al pueblo, o, simplemente, porque transmite el sentir de su gente. En el primer caso están los exitosos (los buenos y los malos: Palito Ortega y Troilo), en el segundo los militantes (lo sepan o no, como Discepolín y Manzi), en el último: Antonio Tormo.

Presentamos 6 temas y un video de 1998, cuando Antonio Tormo tenía ya 85 años, lo que demuestra que, además, tenía tratos con el diablo.

  1. Me olvidé de tu nombre
  2. La canción del linyera
  3. Mis harapos
  4. Quema esas cartas
  5. Que voy a hacer con este amor
  6. La lechuza

 

El rancho e'la Cambicha (1998) 

 

 

 

  • Antonio Tormo
    Tormo, Antonio

    Antonio Tormo (1913-2003) fue un cantante de música folklórica argentina. En la década del 30 integró La Tropilla de Huachi Pampa, uno de los primeros conjuntos en tener éxito masivo, donde cantaba a dúo con Diego Canales. Con los Huachi Pampa actuó en El fogón de los arrieros, el primer programa radial de música folklórica de alcance nacional.
    En 1950 grabó el simple "El rancho e la Cambicha", que se convirtió en el mayor éxito de la historia musical del país, vendiendo cinco millones de unidades (en un país de dieciséis millones de habitantes).
    Desde entonces, Tormo comenzó a ser llamado “el cantor de los cabecitas”, en referencia a los cabecita negras, apodo despectivo que utilizaban las capas medias y altas de Buenos Aires para designar a los migrantes provenientes de las provincias, que se trasladan masivamente a la capital del país para trabajar en las fábricas. El éxito de Antonio Tormo fue tal que a los migrantes internos de extracción popular los llamaban también "veinte y veinte", aludiendo al hecho que, cuando entraban a los almacenes en los que había pasadiscos, gastaban veinte centavos en una pizza y otros veinte para oír discos de Tormo.
    En 1955 fue prohibido por la dictadura militar “Libertadora”, fue reivindicado brevemente en el 73, olvidado durante la dictadura terrorista y vuelto a reivindicar a partir de 1984. Antonio Tormo fue, simplemente, un cantor popular.