facebook
Menu

Augusto Roa Bastos

Augusto Roa Bastos (1917/2005), escritor paraguayo, nació en Iturbe, el 13 de junio de 1917. Hijo de padres burgueses, recibió una doble influencia: la cultura aborigen guaraní que teñiría su obra con algunos giros y una formación académica.

Ya en Asunción lee a clásicos franceses y a Faulkner gracias a su tío el obispo Hermenegildo Roca, con quien vivía. Enfermero durante la guerra del Chaco (1932), a partir de allí fue un ferviente defensor de la paz.

Hizo sus primeros viajes a Europa como periodista de El País. Escribió teatro e integró el grupo Vy’a Raity (Nido de alegría, en guaraní) en 1944, impulsando junto a Josefina Plá y Hérib Campos Cervera la renovación literaria en su tierra. Como corresponsal de El país entrevistó a De Gaulle (1945), luego fue a Francia y finalmente asistió al juicio de Nüremberg. Amenazado en esta ciudad se exilió en Argentina. Empleado en una compañía de seguros, en esa etapa publicó la mayor parte de su obra.

Algunas obras. Teatro: La carcajada (1930), La residenta y El niño del rocío (1942) y Mientras llegue el día (1946). Poesía: El ruiseñor de la aurora (1942), El naranjal ardiente (1947), Nocturno paraguayo (1960) y El génesis de los Apapokuva (1970). Cuento: El trueno entre las hojas (1953), El baldío (1966), Los Congresos (1974), Los juegos (1979). Novela: Hijo de hombre (1960), Yo, el Supremo (1974), Vigilia del Almirante (1992). Guiones: Shunko (1960), Alias Gardelito (1960).

Con la dictadura genocida argentina (1976-1982) se traslada a Francia y trabaja como profesor de literatura y guaraní en la Universidad de Toulouse. En 1982 se le retira la ciudadanía paraguaya, pero regresa a su país tras el derrocamiento de Stroessner en 1989. Desde entonces y hasta su muerte, escribió una columna de opinión en el diario Noticias de Asunción.


La temática de su obra nunca se apartó del eje principal: la lucha contra el poder y el autoritarismo en cualquiera de sus formas. Galardonado con el Premio Cervantes (1989), ha sido traducido a 25 idiomas, tal el alcance logrado. Murió en Asunción el 26 de abril de 2005.

Obras del autor en La Púrpura de tiro